El Sáhara Occidental continúa dando problemas a toda la comunidad internacional, esta vez, el Reino de Marruecos defiende su posición contra la República Federal de Alemania suspendiendo las relaciones diplomáticas.

La polémica ha surgido tras el envío de una nota del Ministerio de Asuntos Exteriores dirigida a los restantes miembros del Gobierno en la que «se ruega que todos los departamentos ministeriales (…) suspendan todo contacto, interacción o acción (…) tanto con la embajada de Alemania en Marruecos como con los organismos de cooperación y las fundaciones políticas alemanas con los que mantengan relación».

También establece que «cualquier derogación de esta suspensión sólo podrá hacerse sobre la base de un acuerdo previo explícito del Ministerio de Relaciones Exteriores», dejando como única solución la vía diplomática.

Esta decisión de suspender todo contacto tanto con la embajada de Alemania como con otros organismos provenientes del país germano ha sido motivada por el Gobierno de Rabat como una respuesta a «profundos malentendidos» con Berlín en materia del Sáhara Occidental. El ministro de Exteriores de Marruecos, Nasser Bourita, ha asegurado que «no habrá más contacto hasta que no se den respuestas a varias preguntas realizadas».

Los aludidos malentendidos se fundamentarían, en primer lugar, en la actitud crítica de Alemania ante el reconocimiento por parte de Estados Unidos de la soberanía de Marruecos sobre el Sáhara Occidental, ya que según medios magrebíes «la diplomacia marroquí está cansada de ver que el carácter ejemplar de la cooperación entre Marruecos y Alemania se limita a los campos económico, financiero y social, mientras que a nivel geopolítico la brecha sigue ensanchándose».

Sin embargo, este problema no se había puesto de relieve anteriormente, incluso el pasado diciembre, el jefe de la diplomacia marroquí alabó en un comunicado la «excelente cooperación entre los dos países».

El otro tema caliente es el estatus de las fundaciones alemanas que operan en suelo marroquí. Por parte de Reino de Marruecos, estos organismos deberían estar más controlados. Con la suspensión de relaciones se verán profundamente afectadas las varias fundaciones presentes en Rabat como son: Friedrich Ebert, Konrad Adenauer, Friedrich Naumann, Hanns Seidel y Heinrich Böll.

También han sido perjudicados los ciudadanos alemanes que pretendían viajar a Marruecos, ya que la aerolínea Air Arabia, que opera varios vuelos entre estos dos países, ha confirmado que se restringe la entrada a pasajeros con nacionalidad alemana que deseen ingresar a Marruecos.

 

Por Redacción de Perspectiva Libre

Fotografía de: El Portal Diplomático

 

Amplía con:

La Guerra del Sáhara: Invasión, sangre y dunas

La Guerra del Sáhara: el peligro del yihadismo si Marruecos gana la guerra

Leave a Reply