En Perspectiva Libre seguimos pendientes de las encuestas en las elecciones catalanas del 14 de febrero y su evolución. A menos de una semana, publicamos la evolución que han sufrido estas encuestas de intención de voto a los diferentes partidos concurrentes en las elecciones al Parlamento de Cataluña de 2021.

En diciembre ya publicamos los resultados del barómetro cuando aún faltaban dos meses para los comicios, pero ahora hay que matizar ciertos puntos clave que han caracterizado la evolución de las encuestas.

En primer lugar, el conocido popularmente como “efecto Illa”, en referencia al candidato del PSC, Salvador Illa, el cual se presenta como un duro candidato en esta contienda, ya que viene de adquirir una gran relevancia al haber dirigido el Ministerio de Sanidad desde enero del año pasado. Con la presentación de Illa como cabeza de lista del PSC el porcentaje de votos se disparó catapultando a los socialistas catalanes al primer puesto en las encuestas, con un 22%.

Sin embargo, aun estando en cabeza no pueden respirar tranquilos ya que ERC les sigue muy de cerca, con un 20,9%. Y, en tercer lugar, también muy presente, Junts per Catalunya con un 18,1%. Los tres partidos mencionados conformarían el grupo con más opciones de voto.

En un segundo grupo, claramente distanciado del primero, encontramos a la cabeza a Ciudadanos con el 8,6% y recortando distancias con ellos, En Comú Podem con el 7,5%. Los siguientes serían CUP (6,3%), Vox (5,8%), PP (5,5%) y, finalmente PDeCAT (1,8%).

Lo más destacable de este segundo grupo es, por un lado, la lucha entre Vox y el Partido Popular, siendo los primeros la gran sorpresa de estas elecciones, que irrumpen decisivamente en el Parlamento catalán con intenciones de quedarse y, con ello, reforzar su posición tanto a nivel autonómico como nacional; para ellos, superar al Partido Popular constituiría un gran logro. Por otra banda, si los populares pierden esta batalla quedaría en evidencia su derrota ante el efecto Illa y, sobre todo, el efecto Vox.

En relación con el número total de diputados podemos observar que, si todo sigue lo marcado en estas encuestas, las fuerzas independentistas tendrían una vez más el control de la cámara, ya que, sumadas, ERC, Junts y CUP llegan a los 68 escaños que les dan mayoría absoluta. Aunque, con el crecimiento del PSC, los votos abiertamente independentistas no llegarían al 50%.

Otra posibilidad sería que ERC, decidiese no renovar la coalición independentista junto con la CUP y JuntsxCat y decantarse por una asociación con el PSC y Podem.

Si, por el contrario, alguno de los partidos independentistas consiguiese menos de lo esperado, se abriría la posibilidad de que los partidos se uniesen para hacer a Illa Presidente de la Generalidad, debiendo para ello contar con el apoyo del PP y Vox, lo cual parece poco plausible.

Un hecho notable de estas elecciones será la pérdida de representación parlamentaria por parte del PDECat, un partido histórico en la gobernabilidad de Cataluña y de España.

Si vemos los resultados por provincias observamos que en Barcelona el PSC ganaría con un 25% de los votos, equivalente a 23 escaños. En general, las proyecciones de Barcelona son muy similares a las del conjunto de la Comunidad Autónoma, manteniéndose los puestos y rivalidades ya analizados, aunque en esta provincia la batalla entre Cs y los “comuns” será más encarnizada por existir menos distancia en los porcentajes.

 

 

En el resto de las provincias, el PSC no ganaría, a pesar de mantenerse en posiciones favorables. En Tarragona ERC sería el partido más votado con un 23,3% seguido de cerca por PSC con el 18,8% y JxCat con el 18,2%. En esta provincia Vox conseguiría superar a PP, CUP y Podem, posicionándose como quinta fuerza.

 

 

 

En Gerona JxCat arrasa con el 30,8% y, en segundo lugar, ERC con el 21,3%. Por detrás, realmente alejados de estos dos se encuentran el resto de los partidos.

En Lérida los partidos JxCat y ERC pugnan por el primer puesto, muy alejados del resto de partidos, obtendrían el 27,3% y 26,2%.

 

 

 

A pocos días de las elecciones catalanas se presentan varios factores que influirían decisivamente en el voto en unos comicios marcados por la pandemia. El aumento del voto por correo podría resultar clave para decidir el ganador, al igual que el gran número de indecisos. Las últimas jornadas pueden deparar sorpresas que modifiquen sustancialmente estos datos.

 

Por O.R.A (@LibCastellanoSP)

Fotografía de: Confilegal

Leave a Reply