Las dificultades que viven los trabajadores marroquíes dependientes del comercio transfronterizo con España se plasman en los disturbios ocurridos la tarde-noche del viernes en Castillejos.

Muchas ciudades marroquíes del norte del país como Castillejos (Fnideq) subsisten gracias a las relaciones comerciales con Ceuta, se calcula que cada día unas 15.000 personas atravesaban la frontera para realizar trabajos de servicio doméstico fontanería, carpintería, construcción, etc.

La otra actividad que permitía a los ciudadanos marroquíes sobrevivir era el contrabando. Los ceutíes pasaban la frontera para comprar en Castillejos alimentos como pescado, frutas y hortalizas, los cuales encontraban a un precio más bajo que en España, y aprovechaban la visita para otro tipo de gestiones, como lavar los coches, arreglos, comer, etcétera.

Las autoridades de Marruecos decidieron cerrar la frontera en octubre de 2019. Con esta maniobra el Gobierno marroquí solo consiguió que los trabajadores marroquíes se quedasen sin trabajo y, por lo tanto, sin salario y por otro lado la zona norteña se quedó sin su comercio de contrabando, perdiendo una gran porción de clientela y abocando a la región a una asfixia económica.

Poco a poco la zona ha entrado en una crisis de la que será difícil salir, ya que mucho pequeños comercios y cafés han tenido que cerrar, obligando a muchos de sus habitantes a volver al sur del país.

Sin embargo, no fue únicamente la desesperación lo que esta medida produjo, también rabia, como ha quedado demostrado este fin de semana. En la tarde-noche del viernes cientos de personas salieron a las calles de Castillejos a mostrar su indignación con el Gobierno de forma pacífica. Pero poco después del inicio de la protesta, comenzaron los altercados con las fuerzas de seguridad que se desplegaron para obligar a los manifestantes a cumplir el toque de queda que en Marruecos está fijado en las 22h.

En varias calles decenas de personas, en su gran mayoría jóvenes, se enfrentaron con la gendarmería, quemaron contenedores y los usaron a modo de barricadas y desde allí comenzaron a lanzar piedras y objetos contundentes a los agentes. Esta situación obligó a los antidisturbios a emplear la fuerza contra los manifestantes.

Durante los enfrentamientos, seis miembros del equipo de antidisturbios resultaron heridos y 10 manifestantes fueron trasladados al hospital después de sufrir casos de desmayos. Tras los altercados se ha abierto una investigación para conocer a los instigadores de la protesta. En la manifestación no se detuvo a ningún participante, pero, posteriormente, se publicaron en las redes sociales fotos de los supuestos instigadores de la protesta, que fueron detenidos el sábado por la noche.

Según algunos medios de comunicación marroquíes la manifestación fue convocada a través de las redes y no existía una coordinación real.

Por su parte, las autoridades de la prefectura de Rincón-Castillejos (M’diq-Fnideq) han publicado un comunicado en la mañana de este sábado advirtiendo que «un grupo de individuos organizó una manifestación no autorizada en el Boulevard Mohammed V, violando las disposiciones del estado de emergencia sanitaria. Los manifestantes bloquearon la vía pública, lo que obligó a las autoridades a intervenir para dispersar a la multitud en estricto cumplimiento de las regulaciones y disposiciones legales».

Las imágenes de estos disturbios muestran la desesperación, tras casi un año de bloqueo fronterizo, de los habitantes de la región norteña de Marruecos, los cuales viven con la incertidumbre de no saber cuándo ni en qué condiciones volverán a abrirse las vallas que separan Ceuta de las ciudades de Castillejos, Tetuán, Tánger y sus zonas colindantes.

Con la llegada del covid los problemas de la población de esta región no han hecho más que aumentar. La tensión que se vive en la zona actualmente ha convertido al norte de Marruecos en un polvorín con el que las autoridades están obligadas a lidiar de forma cautelosa para evitar un estallido.

 

Por Adrián del Río Montero

Fotografía de: Ceuta al día

Leave a Reply