El asalto al Capitolio aún tiene alterada a la sociedad estadounidense y a sus instituciones, esta vez es el Ejército el que ha anunciado medidas para combatir el extremismo.

El miércoles desde el seno del Ejército de los Estados Unidos se reconoció la incertidumbre a la hora de abordar el problema del nacionalismo blanco y otro tipo de extremismos en las filas estadounidenses. Por ello, un día después, el secretario de Defensa de la Administración de Joe Biden, Lloyd Austin, ha ordenado un «parón» en los próximos 60 días para debatir la amenaza que supone «el supremacismo blanco y formas similares de extremismo». A partir de aquí se prevé la puesta en marcha por parte del Pentágono de una serie de medidas que combatirán estos extremismos.

El secretario de prensa del Pentágono John Kirby ha indicado que el incidente en el Capitolio que tuvo lugar el pasado 6 de enero «ha hecho que el Departamento de Defensa abra los ojos», tras esto ha lamentado que entre los asaltantes había miembros y antiguos miembros del Ejército. Esto último es lo que se puso de manifiesto en la reunión entre Austin y los líderes de las distintas ramas del Ejército de EE.UU. donde quedó patente la presión que están viviendo para demostrar los progresos llevados a en la lucha contra el extremismo. Tras esta reunión se dictó la orden que autoriza el parón.

Kirby aseguró que «no sabemos cómo vamos a ser capaces de perseguir esto de manera significativa, productiva y tangible y esa es la razón por la que hemos tenido esta reunión y ha ordenado el parón».

La orden tiene como objetivo impulsar a los líderes de las Fuerzas Armadas para que condenen el supremacismo blanco y el extremismo, que «no tiene cabida en el Ejército». Según Kirby, aunque el Pentágono ha «estudiado el asunto durante años y ha emitido directivas, el Departamento aún no entiende la profundidad del problema».

Sin embargo, aún no está claro si tras esta acción se tomará alguna medida o si el parón simplemente servirá para mostrar la preocupación de Austin por el problema, aunque no tenga pensada una forma de aproximarse a su solución.

 

Por Redacción Perspectiva Libre

Fotografía de: Stripes

Leave a Reply