Las redes sociales han adquirido en los últimos años una relevancia supina en la sociedad, hasta el punto de que es complicado imaginarse un mundo sin ellas. En la actualidad la presencia en redes es algo vital, los jóvenes tienen cuentas en diferentes redes sociales a muy temprana edad, los graduados se lanzan al mercado laboral a través de ellas e incluso los políticos realizan declaraciones oficiales en sus cuentas de Twitter.

En esta encuesta se han hecho preguntas relacionadas con las redes sociales y su uso. Utilizamos como definición de red social la propuesta por la RAE, que dice: «Servicio de la sociedad de la información que ofrece a los usuarios una plataforma de comunicación a través de internet para que estos generen un perfil con sus datos personales (…) permitiendo la comunicación de sus usuarios, de modo que puedan interactuar mediante mensajes, compartir información, imágenes o vídeos».

La encuesta se ha extendido a tres franjas de edad recogidas de la Comunidad de Madrid para obtener una opinión media de toda la población de la comunidad autónoma. Por un lado participan en esta encuesta jóvenes de entre 10 y 24 años, el segundo grupo de edad es de 25 a 44 años y, finalmente, el grupo de mayores de 45. Como es lógico cada grupo presenta una relación distinta en relación con las redes sociales, ya que el primer grupo ha nacido cuando ya existían redes sociales, el segundo grupo no creció con redes pero vió su nacimiento y desarrollo, y el tercer grupo no ha tenido contacto con las redes hasta hace poco por lo que las ven, en general, como elementos distanciados de su cosmovisión.

La primera pregunta realizada fue «¿Cuántas redes sociales tiene?» Aquí el 69,7% respondió “entre 3 y 5”, por lo que se deduce que lo normal es tener más de una o dos cuentas pero menos de seis. Sin embargo, es curioso ver que es mayor el porcentaje de encuestados que tiene más de 9 redes sociales (11,2%) que los que tienen entre una y dos (9%), lo cual nos indica que la interrelación entre redes es patente y deseada por los usuarios.

 

La segunda pregunta fue «¿Cuántas horas diarias emplea en consultar redes sociales?» Las respuestas en este apartado fueron tendentes hacia un uso alto de las redes sociales con casi el 50% de los encuestados asegurando que emplea entre 2 y 3 horas al día en las redes y con el 41,6% declarando que usaba las redes más de 4 horas al día. Este apartado expone de forma bastante visible la importancia de las redes ya que los encuestados las consultan todos los días, varias veces y de forma prolongada.

 

En el tercer apartado se preguntaba, siguiendo la línea de la cuestión anterior «¿Podría usted renunciar a usar las redes sociales por un tiempo indeterminado?». En esta pregunta los encuestados se dividieron de forma notable, un 53,9% aseguró que «sí» mientras que el 46,1% dijo que «no». Es un poco difícil confirmar la viabilidad de esta respuesta y los resultados parecen bastante confusos ya que los encuestados en la pregunta anterior parecían mostrar un uso frecuente de las redes pero en este apartado aseguraron que podrían dejar de utilizarlas de forma indefinida, unas declaraciones, cuando menos, fantasiosas.

 

Las siguientes dos preguntas también están relacionadas. Por un lado preguntamos «¿Cree que damos un buen uso a las redes sociales?». En este apartado buscábamos más una respuesta general y abstracta que profundizar en el uso que se le da a las redes. En estos términos observamos que una amplia mayoría de encuestados, el 71,9%, no está conforme con el uso que se da a las redes sociales y piensa que la gente podría tratarlas de forma distinta o destinarlas a otras finalidades. El 20,1% opina que la utilización de las redes es correcta o adecuada a la coyuntura actual.

 

Y en relación con la pregunta anterior se formuló «¿Cuál le parece el aspecto más negativo de las redes sociales?». Aquí las respuestas también está repartidas. El 33,7% cree que el aspecto más negativo se encuentra en el hecho de que la informacion personal se comparte por redes y está al alcance de todo el mundo, muchas veces, con intenciones dañinas o irrespetuosas. El 32,6% piensa que es la dependencia de las redes el aspecto más negativo; aquí, si nos fijamos en las respuestas anteriores observamos el problema al que se refiere este sector de encuestados, a pesar de que es inevitable el uso de las redes sociales, pero una parte de la población cree que la cantidad de horas invertidas en ellas es excesiva. El otro problema mencionado por los encuestados, en concreto un 24,7%, es el cyberbullying, la forma moderna de un problema como el bullying que afecta a millones de jóvenes y que ha visto en las redes un refugio perfecto que se aprovecha del anonimato y de la falta de conocimiento sobre tecnologías de la que pecan algunos padres y docentes.

 

La última pregunta, de carácter puramente personal, era «¿Cuál de las siguientes es a su entender la mejor red social?». Aquí entendemos que los encuestados tienden a identificar en su mayoría la mejor red con su favorita. Teniendo esto en cuenta podemos ver que Instagram es, de entre las opciones escogidas, la red social más popular entre los encuestados, con un 48,3%. Seguidamente tenemos a WhatsApp, con un 22,5%, y a Twitter con un 16,9%. Una vez más es importante recalcar que los resultados de esta cuestión no se basan en el uso de la app o de la calidad de sus características, sino que responde únicamente al criterio personal de cada encuestado.

 

Por Ainhoa Roldán (_ainhoaroldan)

Fotografía de: Freepik

Leave a Reply