El último lugar sin explorar del mundo. Una isla donde el tiempo no ha pasado y sus habitantes se encuentran viviendo como en la prehistoria, una tribu de cazadores recolectores que aún no ha descubierto el fuego pero que defiende su territorio ante cualquiera que se acerque. Esta es Sentinel del Norte, el último lugar sin explorar de la tierra.

La isla de Sentinel del Norte es en la actualidad uno de los lugares más misteriosos y enigmáticos del mundo. Esta pequeña isla, de unos 60km2 de extensión, situada entre el territorio continental de la India y Tailandia, está considerada por muchos como el último lugar totalmente inexplorado del planeta.

Este territorio se encuentra ubicado en el llamado Golfo de Bengala, perteneciendo al territorio indio de las Islas Andamán y Nicobar, siendo, por lo tanto, parte de la India. No obstante, esto no es verdaderamente real, ya que el gobierno de la India ha aceptado, de facto, la absoluta independencia del territorio, no llegando a hacerse responsable de posibles lesiones o muertes que se puedan producir si turistas se acercan a Sentinel del Norte. Y es que la población que reside en el lugar ha mostrado una marcada hostilidad hacia cualquier persona que trate de acercarse, sea por mar o aire, habiéndose registrado casos de asesinatos o ataques.

Nativos de Sentinel del Norte

Los casos más famosos por su cobertura mediática han sido en 2004, cuando un helicóptero de la fuerza aérea india que realizaba un reconocimiento fue atacado con flechas, y en el año 2018. En ese año un misionero cristiano, de origen Estadounidense, John Allen Chau, era asesinado al tratar de desembarcar en la isla. Al joven misionero de 26 años le fueron disparadas dos flechas, una primera que impactó en su biblia, y una segunda que dio contra su pecho, abatiéndolo definitivamente. Chau, al momento de desembarcar, había gritado “¡Mi nombre es John, los quiero y Jesús los ama!” para ser disparado pocos segundos después desde la espesura de la isla.

La población de Sentinel del Norte presenta una enorme cantidad de características que la diferencian, ya no solo entre sus vecinos asiáticos, sino que la vuelven una rara avis en todo el planeta. En el territorio residen de 50 a 400 personas en un estado tribal, de hecho, se afirma que aún no conocerían la forma de realizar fuego, sino que solamente podrían manipularlo si este se produjese de forma natural. Asimismo, los expertos antropólogos creen, a causa de la falta de pruebas fehacientes, que son un pueblo cazador-recolector, que aún no habría descubierto los cultivos o la ganadería a media escala. Esto es determinado por los expertos a causa de las imágenes aéreas de la isla que muestran cómo, en su pequeño territorio, no hay rastro de campos de cultivo o rebaños en movimiento.

Igualmente, se cree que el origen de esta población podría remontarse miles de años en el pasado, a causa de una serie de características fenotípicas. Y es que las imágenes de la población muestran que tienen una serie de rasgos físicos más cercanos a los pobladores africanos que a los pueblos indo-asiáticos, habiendo teorías que sitúan su origen hace 55.000 o 60.000 años, con la colonización de la isla por parte de pobladores originarios de África durante la expansión de los seres humanos por el mundo. En este sentido, los expertos creen que la isla se encuentra en un estado pre-neolítico, siendo, posiblemente, el último lugar de la tierra donde aún no se producido ni la más mínima entrada del mundo actual a causa del absoluto aislamiento de los pobladores.

Foto de: Pretend

El aislamiento por su parte ha tenido una serie de efectos con respecto a la salud y las capacidades de interacción de sus pobladores. Más allá de la voluntad de contacto, o en este caso la falta de ella, uno de los mayores problemas se encuentra en la salud de los pobladores. Y es que a causa de su separación del resto del mundo se considera que su sistema inmunológico se encontraría absolutamente subdesarrollado, incapaz de hacer frente a prácticamente cualquiera de las enfermedades que en la actualidad consideramos irrelevantes o poco preocupantes. Más aún en el caso de enfermedades extintas o casi eliminadas como la viruela o la tuberculosis, que podrían devastar a la población nativa en caso de tener contacto con residentes del exterior, sean esto de la India o de cualquier parte del mundo.

En este sentido, esta teoría pudo ser comprobada en el año 1879 cuando cuatro habitantes de la isla fueron llevados por la fuerza a la capital de las Islas Andamán y Nicobar, Port Blair, con el objetivo de ser presentados al mundo. De las cuatro personas que abandonaron la isla, dos murieron de forma repentina a causa, se cree, de las enfermedades que en aquel momento rondaban entre los habitantes de Port Blair. Los otros por su parte regresaron a la isla con regalos para los nativos, siendo probable que llevasen a Sentinel del Norte enfermedades contagiosas. Se cree que este puede ser uno de los motivos por los cuales la población es tan hostil con los extranjeros, puesto que es más que posible que tras ese contacto muchos habitantes de la isla padeciesen enfermedades importadas y muriesen.

Tanto con el objetivo de proteger a los nativos como intentando evitar que los pobladores asesinen a ciudadanos indios o turistas, el gobierno ha establecido una serie de normas con respecto a la seguridad en la isla. La más importante entre todas es que existe una ley por la cual ninguna embarcación civil puede acercarse a menos de 3 millas náuticas (5 km y medio aproximadamente) de la isla, para evitar que sean atacados o disparados con flechas por parte de los pobladores.

La isla de Sentinel del Norte es uno de lo lugares más inhóspitos de la actualidad, sumida en un aura de misterio a causa de su absoluto aislamiento y separación con el resto del mundo. El lugar, separado del pasar de la historia, se encuentra en el pre-neolítico y su población, a causa de su aislamiento, se ha mantenido en un estado originario, previo al inicio mismo de la historia, pero muy vulnerable a causa de su misma separación.

Por Yoel Meilán Pena

Fotografía de: El Canal de Misterio

Leave a Reply